Nueva norma aduanera frena aún más las importaciones

13 de agosto de 2014 Nueva norma aduanera frena aún más las importaciones

En busca de frenar aún más la salida de dólares el Gobierno impuso, a través de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), una norma que apunta a espaciar los plazos de aprobación de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI).

Mientras el ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguraba que el crecimiento de las importaciones en la balanza comercial era prueba suficiente para demostrar que no existía un freno al ingreso de mercaderías, mediante la “Instrucción General N´ 959/2014 (DI PYNF)-DJAI Bloqueo BI39 Matriz fisc’”, el Gobierno hizo que las DJAI que se aprobaban en 72 horas, hoy tarden, como mínimo, 10 días.

A partir de ahora la Dirección General Impositiva (DGI) verificará que los que tramitan las DJAI tenga una antigüedad mayor a 18 meses en impuesto a las Ganancias y, obviamente, que, estén al día.

Además, controlará que las compañías tenga un saldo técnico del IVA superior a 1,20 durante este año y que los giros al exterior por todo concepto en el último año no superen el 80% de las ventas declaradas en las declaraciones juradas de IVA del mismo período. A partir de ahora, según explica una circular del Centro de Despachantes de Aduana las DJAI serán bloqueadas, excepto las de las empresas con participación estatal, para aplicar los controles de IVA y Ganancias.

Si la DGI detecte inconsistencias, bloqueará las DJAI hasta que el importador concurra al área de investigación de la Dirección Regional para remediarlas.

Un dato no menor es que en el ítem Relación Ventas/Giros al exterior la norma establece que el contribuyente “deberá aportar flujo de fondos (documentado) con el cual hará frente a sus obligaciones con sujetos del exterior”, es decir, que cuenta con los dólares. Y que, la DGI verificará el origen de los fondos así como de aquellos Aplicados al normal giro del negocio (pagos de alquileres, impuestos, servicios, Compras, personal, etc.) y su correspondencia con las ventas declaradas”. Este trámite tiene un plazo de alrededor de 20 días.

Si el organismo oficial no detecta ningún problema, igualmente las DJAI quedan bloqueadas durante 10 días corridos desde su presentación para que “las áreas operativas pertinentes podrán observarlas tomando como base el conocimiento previo que tengan respecto de sus contribuyentes, de las actividades que los mismos desarrollan y de toda otra causal que al efecto resulte aplicable”.

Fuente: http://www.elobservador.com.uy